domingo, 26 de diciembre de 2010

Nocturno de Ibagué



Los gualandayes amargos
guardan silencios añejos en sus flores.

El canto de guitarras ancianas
es un espanto a medianoche.

Los muertos van por la calle con tambores.
Pequeños cuchillos blancos
                                            entran en los pechos como colibríes.
Las noches ámbarinas llevan grillos sempiternos,
Ya no existen las serenatas.

Tan, tan, tan

Alguién tocó las campanas de un monasterio abandonado.

Tan, Tan, Tan

Ya no suenan las tamboras con sus míticos ecos pijaos,
Sólo se oye el silbido de las sombras,
Los disparos del hambre,
Las ambulancias esquizofrénicas que no dejan de llorar.

Mis noches,
Mis noches largas.
Noches de miedo y desvelo.

Oigo tras la puerta los cascos de caballos sin jinete,
Una mujer grita y reconozco el color de sus ojos.

Tan, tan, tan

Ha muerto alguien con una canción en la boca
Y se la han robado para venderla en el mercado negro.

Ahora sé porque los gualandayes se embriagan de silencio.
 

sábado, 25 de diciembre de 2010

Cancioncilla sub-versiva


Botón, Botón, Botón.
Tombito.

¿Hay alguien ahí,
Tombito?
Toc. Toc. Toc.

Botón, Botón, Botón,
Tombito.
¿Quisieras salir a jugar?

-No, no puedo.
Tengo que patrullar.

Botón, botón, botón
Tombito
¿Sabes qué es la libertad?

-Es una cosa con alas
Que no se puede alcanzar.

Botón, botón, botón,
Tombito.
¿Qué se siente un arma llevar?

-Es como llevar cinco muertos
Sin ni siquiera matar.

Botón, botón, botón,
Tombito,
¿Acaso no te gusta jugar?

-No es que no me guste, niño,
El uniforme no se me puede manchar.

viernes, 24 de diciembre de 2010

La Colosa


-la triste historia de la mina de CAJAMARCA-
2010

A Cajamarca un día llegaron
Magos encorbatados.
Ashanti, Ashanti,
¡Espantos!
Ellos descubrieron el oro
de los duendes del Dorado.

Cajamarca que era pobre
se le alumbraron las manos.
El pueblo de campesinos
en oro estaba parado.

No era el oro de los dioses,
Era el fuego de los desgraciados.

Cajamarca, Cajamarca,
Cajamarca de la montaña.
No era oro.
Era llanto.

Anglogold llego con veinte cuchillos blancos,
La tierra fue violada por su falo metálico.
Había sangre de diamantes
en su sombrero de mago.

Compraron almas los magos,
los magos encorbatados.
Bajo sus mangas salían
fuentes de tristes regalos.

A cambio de una cerveza, unos tarros de pintura
para la escuela del barrio.
La Anglogold se llevo todo,
hasta la escuela del barrio.
La Anglogold nos quitó todo,
la historia y a los hermanos
que dejaron el azadón
por ir a la mina descalzos.
La mina nos quitó todo,
la familia y nuestro campo.

Las remolachas no sirven
para hacer anillos caros.

Cajamarca, Cajamarca,
Cajamarca de la montaña.
No era oro, era llanto.

No era oro, era llanto.
Era un llanto tan amargo
que marchito los cultivos
de los frutales mojados

No era oro, era llanto.

Se llevarían los ríos
en sus maletines pardos.

Cajamarca, Cajamarca.
No era oro. Era llanto.

Y luego se diría
que un arco iris había
y que el hueco era un campo.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Portal de la revista colombiana de poesia Arquitrave

Portal de la revista colombiana de poesia Arquitrave

VICTIMARIO-VÍCTIMA

Victimario, victimario,

Victimario víctima.

Que yo soy el victimario

víctima de su cantar.



Que mis cantos no son míos,

Los disparo y nada más,

Que al leerlos siento el frío

del cuchillo al entrar.



Victimario, victimario

Victimario víctima.

Que yo soy el victimario

Víctima de su cantar.



Que yo armo ya mis versos

con sutil dinamita,

pero explotan en mi pecho

cuando los veo pasar.



Victimario, victimario,

Victimario víctima,

Que yo soy el victimario

víctima de su cantar.

MINGA


Minga, minga, minga ya.
Es la voz de Abya Yala.

Minga, Minga, Minga Ya.
Es la voz de Abya Yala.

El reloj indígena se romperá.
Ya no aguanta. No aguanta más.
Va estallar. Va estallar
Es la voz de Abya Yala.

Minga, Minga, Minga ya.
Es la voz de Abya Yala.

Muchas manos tejen, tejen
Manos negras, manos blancas
Manos tierra, manos verdes,
Tejen una colcha hecha de quereres.
Colcha contra el frío,
Colcha del que quiere,
Aquí todos cabemos.
Arrúnchese si quiere.

Muchas, muchas manos tejen
Una colcha de quereres.

Minga, Minga, Minga ya
Es la voz de Abya Yala.

*

Minga hoy le digo,
Reúnase conmigo.
Puede ser el lunes
o todos los domingos.
Reúnase conmigo.
Usted en lo suyo
y yo en lo mío
Pero empujando unidos.

Minga no es empresa,
Minga no es partido.
Minga es fuego,
Minga es agua,
Minga es una voz que danza,
Minga es usted, amigo.

Minga es arco iris que nace
cuando la tormenta avanza.

Minga hoy,
Minga manaña.
No importa cuando Minga,
lo que importa es que no se vaya.

Universidad Pública


¿Qué te paso universidad pública de Colombia?
Universidad pública del mundo.
¿Qué te paso que ya no se oye tu voz de pájaro en las avenidas?
¿Qué ocurrío con tu firme y certero paso
que el duro pavimento demolía?
¿Acaso te devoró el miedo?
¿Te asusta el verde policía?
¿De repente un aire viejo te contagió la fatiga?
o el conformismo tan ciego
en vendas suaves te ha envuelto,
cubriéndote lentamente
en mortaja de mentiras
y vas muriendo a cada respiro.
Un día menos cada día.

Pintan tus muros
de un sucio blanco olvidadizo.
Tumban, construyen, destruyen.
Se llena todo de un gris enfermizo,
donde quedaron tus àrboles,
¿Donde tu colorido?
La enarbolada alma de antaño
ya no está por los pasillos.

Ahora sólo encuentro esqueletos
de fría y silencioso concreto
a los que se les vigila
para no darles vida.

Aquí ya no se estudia,
Se cumple horarios de oficina.
Se llevaron los beneficios de la estudiantina,
Cercaron los espacios
de la ansiada armonía,
Bajan tu moral,
Suben las matrículas.
Ya se fueron todos,
los amigos no siguieron,
los matan a la salida.

¿Qué paso Universidad pública?
¿Se te cayeron las alas?
¿ya no hay más utopía?

El discurso de Moloch a los poetas terroristas

-El poeta subverso-

El caos crea el nuevo orden.
En la destrucción también hay creación.
A veces necesitamos de la devastación
Para alimentar nuestra sed siniestra
De desestabilización.

Odio la cama conforme,
El sofá del quietismo
Y la cotidianidad repitiendo ropa.
En mi alma se baten cañones
Y
Se
Sa cu den
Cielos.

-¡Inmisericorde!
Gritarán:
-¡Subverso!

*
Quiero vestir edificios con el velo danzante del fuego
Y marchar sobre las ruinas
Como centáurico Atila,
Gritando blasfemias al viento
Como esparciendo semillas
Como narrando cuentos.

Quiero lanzar mis ardientes botellas
Llenas de estrellas
Que exploten en mil colores
Sobre el gris pavimento.

Invadan y tómense las casas blancas
De los moralistas malcarados
Con telarañas en el pelo.
Sáquenlos de la corbata,
Arrástrenlos de sus lechos
Y júntenlos aquellos maderos
Con los que alimentamos nuestros sacrificios
A la diosa poesía
Que es amante
Y sacerdotisa.

No nos culpen, mundo,
Ni nos hablen de derechos universales.
Somos los salvajes. Somos los dementes.
Somos los drogadictos. Somos los tercermundistas.
Somos los criminales. Somos los terroristas.
Somos el hampa infernal con sus caballos negros
Seguido de una legión sibarita
Que lleva largos banderines rojos que desangran el cielo.
Rojo sangre,
Rojo bocas libertinas.

-¡Vamos allá!, aviso.
- ¡Al Palacio!
Sin ánimo de ningún poder
Entierren sus oxidadas picas entre los bloques profilácticos de los mármoles
Que sirven de base a los templos sacros de los mandatos.
El solio de los gobiernos
Será el trono de nuestra anarquía.
*
A nosotros que tenemos poco
Y no somos nada;
Os ofrezco el vino que queme las gargantas.
Nosotros que estamos vivos
Y nos consumimos la esperanza.
Nacemos de la Nada cerrada,
Madre del nadie anónimo;
Y sólo nos queda como deber con nuestra misantropía
Ser poetas agricultores de suicidas.

Bicercenario en dependencia, Rameros de la Dependencia, parte 3



Par los que no han visto el Bicercenario, aquí les comparto el trabajo de Rameros de la Independencia. Y seguimos distorsionando la información.

VAGOS PENSAMIENTOS

Para C. A., amore mio



Sabías algo...

La pienso.



La pienso constantemente,

En el momento más recóndito,

En el lugar más común.

La pienso.



La pienso.

Llega a mi cabeza

como una pluma o un iceberg

y se estanca allí

En mitad del cielo

Entonces, La miro

Y la moldeo a mi manera

Como si fuese un sueño.



La pienso,

Mientras pasa el tiempo,

Pasan las barcas, los fantasmas, las noches y los desvelos.



La pienso.



La pienso y pienso

Sí sentira algo cuando la pienso

Sí se estremece un tejido de su alma

O sí pensara en mí cuando la pienso.



No sé.



Solo sigo creando utopías

y castillos con el éter del pensamiento.

- Mientras zumba un dejavú inquieto,

Yo escribo mi pensamiento.-

Y me pregunto, ya sin sueño,

Sabrá ella que la pienso?

martes, 21 de diciembre de 2010

La luna y yo

Pupila blanca en mar siniestro.
La perla blanca,
blanco beso.

La luna es luna
porque yo la veo.

Sol nocturno de los bohemios.

Yo soy un gato,
Un gato negro.
Le canto a ella
Me desespero.

Tan blanca luna de los infiernos.

La luna es luna
porque la veo.

MANCHAS ROJAS

Manchas rojas revolotean en mi cabeza.
Rojas huellas de caracol de sangre.

Era la mancha indeleble de la muerte.
Era la savia interna de la carne.

Rojo se tornaron los cielos.
Rojas se pintaron las calles.

El rojo se tornó color de miedo
Vestido de pesadilla
Para la guerra amoratada.

Ya el rojo no es el de tus besos,
Ni el de las rosas del alba.
Ahora el rojo es el negro
Y gotean de luto las lágrimas.

Vacas al Matadero

A ti: Se tú.

No te aflijas más, amigo,
de lo que debes afligirte
por amar la vida
y mantenerte firme.
Aunque el mundo se retuerza
y la sociedad desasociega,
y te oprime entre sus manos
como quien quiere que muera;
Tu tienes que seguir erguido,
que no te tumben las tristezas,
que no te acallen los insultos,
que no te dobleguen los rechazos,
que nunca aplasten tus ideas;

Porque Tú viniste volando desde lejos
para seguir volando.
Porque quieres retar al infinito con tu paso.
¡Rompe las cadenas del mendigo!
¡Quiebra los grilletes del esclavo!
No dejes que nadie ponga rejas a tu vida,
que te pueden quitar todo,
pero tu pensamiento
nadie te lo quita.

Y sí te sientes solo
en esta dura batalla.
No temas,
No estas solo.
Alguien te acompaña.
Porque te conozco
y si no te conociera,
Igual, te doy mis palabras,
ellas son mis compañeras,
ellas estarán contigo
cuando desfallecer sientas
y tendrás a un gran amigo
que te habla, abiertas las venas.

Por eso no entristezcas, compañero,
Ni te canses de nadar en contra
porque simplemente nacíste así:
Nadando en contra:
Y sos así
Y así te queremos,
con tu alegría,
con tu melancolía,
con tu pasión,
con tu razón,
con tu contradicción.

Estás hecho de carne y de ideas.
Eres uno entre números.
Eres un mundo en un universo de conciencias.

Y por eso tienes derecho a la rebeldía
porque debes vivir la vida
y vida...
sólo tienes una.

Así que no te preocupes,
Duele,
Lo sé...
Pero el dolor es el motor
para continuar.

Otra noche que se acaba

Blanca luna,
Sin cadenas
Blanca luna a la espera.

Noches frías, densa niebla.
Busco besos en mi espera.

Vienen una,
dos botellas.
Siguen lejos
y solas
las estrellas.

Noches frías, densa niebla.
Siguen solas las estrellas.
Siguen solas las estrellas.

Ha caído mi mirada
como una hoja muerta.
ya me fumé la esperanza.
Otra noche que se acaba.
Vacía esta la cama.
Vacía esta la cama.

...Otra noche que se acaba.