martes, 21 de diciembre de 2010

A ti: Se tú.

No te aflijas más, amigo,
de lo que debes afligirte
por amar la vida
y mantenerte firme.
Aunque el mundo se retuerza
y la sociedad desasociega,
y te oprime entre sus manos
como quien quiere que muera;
Tu tienes que seguir erguido,
que no te tumben las tristezas,
que no te acallen los insultos,
que no te dobleguen los rechazos,
que nunca aplasten tus ideas;

Porque Tú viniste volando desde lejos
para seguir volando.
Porque quieres retar al infinito con tu paso.
¡Rompe las cadenas del mendigo!
¡Quiebra los grilletes del esclavo!
No dejes que nadie ponga rejas a tu vida,
que te pueden quitar todo,
pero tu pensamiento
nadie te lo quita.

Y sí te sientes solo
en esta dura batalla.
No temas,
No estas solo.
Alguien te acompaña.
Porque te conozco
y si no te conociera,
Igual, te doy mis palabras,
ellas son mis compañeras,
ellas estarán contigo
cuando desfallecer sientas
y tendrás a un gran amigo
que te habla, abiertas las venas.

Por eso no entristezcas, compañero,
Ni te canses de nadar en contra
porque simplemente nacíste así:
Nadando en contra:
Y sos así
Y así te queremos,
con tu alegría,
con tu melancolía,
con tu pasión,
con tu razón,
con tu contradicción.

Estás hecho de carne y de ideas.
Eres uno entre números.
Eres un mundo en un universo de conciencias.

Y por eso tienes derecho a la rebeldía
porque debes vivir la vida
y vida...
sólo tienes una.

Así que no te preocupes,
Duele,
Lo sé...
Pero el dolor es el motor
para continuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario