domingo, 30 de septiembre de 2012

La canción del poeta pobre

Se acabaron los billetes
Y se agotan las monedas
Menos mal que aún es gratis
El billar de las estrellas.

No habrán lujos ni relajo
Para el que escribe poemas
Sus gustos no tienen precio
Si es que quiere ser poeta

Los pesares nunca faltan
-Si es humano en esta tierra-
Este mundo no es tan malo
Y al poeta no le niega
El licor de los ocasos
en las tardes veraniegas.



1 comentario:

  1. Gracias por "el billar gratuito de las estrellas" y por "el licor de los ocasos en las tardes veraniegas". De no ser por el verso "no habrán (sic) lujos ni relajo", diría que este poema es perfecto. Norabuena.

    ResponderEliminar