domingo, 30 de septiembre de 2012

Utopía


Si ser intelectual es ser un ídolo sobre un pedestal de papel, no quiero ser intelectual. 

Si ser poeta es ser un pájaro ornamental que nadie entiende, entonces no soy poeta.

Si ser político es ser un empresario de esperanzas, entonces no soy para nada un político.

Si ser patriota es creer que solo en esta tierra se pueden dar las mejores frutas y no en otras latitudes, entonces no tengo patria.

Si ser padre es querer preservar mi memoria y mi sangre en otra existencia, entonces nunca tendré hijos.

Si ser religioso es tener una fuga para no darme cuenta de lo que pasa con el mundo, entonces abandonaré todo templo.

Si amar es poner grilletes en el corazón de otros, nunca me enamoraré.

Si ser un ser humano implica tener un hambre feroz para devorármelo todo y no compartirlo con nadie, entonces no soy un hombre.

Estoy comenzando a ser una utopía.




No hay comentarios:

Publicar un comentario